Veritas Amoris Review

Eutanasia: la quiebra de un pacto vital 

Carta de José Granados, Superior General de los Corazones de Jesús y María con motivo de la ley de la Eutanasia en España (19 de diciembre de 2020)

Se ha aprobado esta semana un proyecto de ley que permitirá la eutanasia en España. Para comprender lo que está en juego es clave situar la pregunta a la que responde la ley. Esta pregunta no es: “¿tengo derecho a quitarme la vida cuando la considero insoportable?” Pues tal pregunta supone que el individuo se encuentra solo frente a la  muerte, mientras que la ley de la eutanasia pone en juego a la sociedad entera: a los médicos, a la familia, a los conciudadanos, que se sitúan ante ese hombre que quiere concluir sus días. Por eso la cuestión suena, más bien: “¿Qué hacer cuando alguien nos mira a los ojos y nos dice: ‘la vida se me ha hecho insoportable, ayúdame a acabar con ella’?” Caben dos respuestas.

José Granados

Descargar en pdf

La primera ha sido común hasta hace poco en la cultura de Occidente. Consiste en contestar: “Imagino cuánto debes sufrir para querer acabar con tu vida y me duele que no veas sentido en continuar viviendo. Pero, por mi parte, no puedo sino testimoniar precisamente lo contrario: que tu vida no es inservible, que tu presencia es un bien para mí y para la sociedad. Por eso no puedo ayudarte en tu propósito, sino que mi responsabilidad es más bien impedirlo. Y una pregunta me mueve a obrar: ¿cómo puedo paliar tu dolor, cómo puedo atenderte, para que en mi cuidado percibas un amor que haga valiosos tus días?” 

Quien responde así supone que el valor de la vida humana no se basa solo sobre el juicio que cada uno hace de la suya, sino sobre las relaciones que nos vinculan, gracias a las cuales la vida recibe sentido, ya desde que fue acogida en los brazos maternos. Y supone también que solo afrontando la vida juntos puede decirse: “sí, merece la pena vivir, por grandes que parezcan las dificultades”. 

Sample quote. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit nullam nunc justo sagittis suscipit ultrices.